Menu

ESTUDIOS

ANALISIS PSICOLOGICO DEL TERRORISMO


PSYCHOLOGICAL ANALYSIS OF TERRORISM

José Manuel MONTERO GUERRA

Licenciado en Psicología Clínica e Industrial, Criminólogo.


RESUMEN

PALABRAS CLAVE:

ABSTRACT

KEY WORDS:

1. INTRODUCCION

2. ELEMENTOS IRRACIONALES DEL TERRORISMO:

3. TRES CARACTERISTICAS DEFINITORIAS DEL TERRORISMO:

4. ANALISIS ESTRUCTURAL

5. CRIMINALIDAD ORGANIZADA:

6. EVOLUCION HISTORICA:

7. TERRORISMO Y DERECHO:

8. EL LAZO AZUL:

9. EL TERRORISTA:

10. E.T.A.

11. VICTIMOLOGIA:

12. PREVENCION:

REFERENCIAS


RESUMEN

En el último cuarto del S. XX, la historia de España ha quedado irremediablemente marcada, por el fenómeno del Terrorismo («sísterna de terror»), variante de la criminalidad organizada. El terrorismo en sí mismo es una forma de acción, identificada en la figura del terrorista, que lleva a cabo acciones fundadas en el miedo o la impotencia de las víctimas, las cuales a su vez son objetivos indirectos. La actividad terrorista posee una fundamentación política o ideológica, que justifica la utilización de cualquier medio, para la reivindicación de sus propósitos u objetivos, en contra del gobierno o la sociedad.

La propia acción terrorista implica violencia física y psicológica, está estructurada y se basa en los medios de comunicación para difundir sus ideales, los cuales en numerosas ocasiones son de carácter económico.

Desde el punto de vista de la prevención contra el terrorismo, además de las medidas policiales y gubernamentales, se ha de complementar con la prevención pedagógica, cívica e informativa

PALABRAS CLAVE:

Terrorismo, prevención

ABSTRACT

In the last quarter of the XX century Spain history has kept irremediably struck by the terrorism, a variant of organized murder In itself, terrorism is a way of action, identified in the role of the terrorist carrying out actions thanks to victims fear or helplessness. Terrorist activity is anchored on a political or ideological basis in order to substantiate the use of any means against society or the government to claim its aims and objectives.

Terrorist action involves both physical and psychological violence, which is structured and takes advantage of mass media to spread its ideals, most of the time of an economic type eventually.

From a preventive point of view, both police and government moves must be supplemented with pedagogic, civic, and informative prevention.

KEY WORDS:

Terrorism, Prevention.

1. INTRODUCCION

Definición de Terrorismo (sinónimo de «sistema de terror»):

El Terrorismo como lo entendemos en la actualidad, es una versión modificada de un fenómeno que surge con anterioridad al S. XX, pero hay factores como el desarrollo de los medios de transporte, las comunicaciones, etc. que le otorgan una nueva dimensión. No podemos dejar de lado los vertiginosos cambios que se llevan a cabo en materia de política económica, expansión de grupos financieros o de poder, etc. que a su vez potencian la importancia de los objetivos terroristas, puesto que su influencia va más allá del ámbito regional.

En España, el último cuarto de siglo de nuestra historia, se ha visto marcado por la acción terrorista de bandas como E.T.A o G.R.A.P.O., especialmente por la primera, que aun goza de una sólida infraestructura y mantiene un nivel considerable de actividad. El total de víctimas mortales que se ha apuntado dicha banda, se eleva por encima de las 800, sin embargo son infinitas las dificultades procesales con las que choca la justicia de nuestro país para la aplicación del derecho en toda su extensión.

La acción terrorista en general se basa en motivos políticos, aunque encubra otros de índole económica, esto supone la extensión de su influencia hacia el marco de la política internacional, llegando a denominarse «multinacional del terrorismo». Las víctimas que directamente sufren las consecuencias de su actividad, son por regla general símbolos o representantes de sus «objetivos reales», es decir son utilizadas estas, como medios de la «propaganda del terror».

Este fenómeno que denominamos terrorismo, queda identificado en la figura del terrorista, como representante «legítimo» de este tipo de actividad fundada en el miedo e indefensión de sus víctimas y justificada sobre los elementos de la irracionalidad.

Definición de terrorismo:

Diccionario de la Real Academia: «Una sucesión de actos de violencia».

2. ELEMENTOS IRRACIONALES DEL TERRORISMO:

El concepto de terrorismo contiene una serie de elementos irracionales sobre los que construyen sus hipótesis explicativas los propios partícipes o partidarios de su causa. La formación de este tipo de ideas, se basa en la construcción de hipótesis de igual forma que otro tipo de ideas normales o adaptativas según teorías como la reestructuración cognitiva de Festinger o los constructos personales de Kelly. Por lo tanto es importante pararse a analizar los supuestos irracionales que favorecen la identificación de este tipo de personas con su causa:

1. Sus propios actos de violencia no tienen una apariencia irracional, aunque son inaceptables y socialmente anormales o anómalos

2. Un segundo aspecto irracional es que no busca la efectividad en el asesinato o sabotaje en sí mismo, sino en sus efectos psicológicos: efectos del terror sobre el grupo diana, relacionado con la víctima, y efectos de temor, admiración, simpatía o curiosidad en otros sectores de la población (intimidación).

3. Abundantes distorsiones de la realidad encerradas en sus ideales y en su absolutización.

3. TRES CARACTERISTICAS DEFINITORIAS DEL TERRORISMO:

Con la intención de encontrar los argumentos que nos faciliten la comprensión de este fenómeno psicosocial, político y económico, etc, que tanta influencia tiene en la historia reciente y de los dos últimos siglos, vamos a ver tres aspectos que pueden ayudar a entender el fenómeno terrorista:

1. Es una variante de la Criminalidad Organizada (tanto a nivel social como político, económico, etc).

2. Los movimientos o grupos terroristas, persiguen un fin político, religioso o económico (lo que justifica la actuación de cualquier manera con tal de conseguir sus cometidos).

3. Operan con la complicidad del temor o terror para el logro de sus fines (como su propio nombre indica, su fuerza está en imponer el terror).

Una peculiaridad del terrorista respecto al criminal común es la convicción de que sus acciones están enteramente justificadas y forman parte de una conducta socialmente positiva en pro de unos ideales y no es una conducta criminal.

4. ANALISIS ESTRUCTURAL

El terrorismo es una acción premeditada y organizada con la intención de ejercer el control de la situación política, económica, social, etc. partiendo de la imposición del terror mediante acciones violentas, y puede ser ejercido tanto desde el poder del Estado como desde las estancias básicas de la sociedad en contra del Estado.

El sujeto del terrorismo queda enfocado como una agrupación nacionalista, una causa religiosa, una banda armada, una asociación sociopolítica o una institución gubernamental o estatal, que infunde la confusión, el miedo y el terror en la población mediante actividades violentas y criminales:

La táctica es la violencia criminal e cualquier modalidad.

La estrategia, consiste en la propagación de la confusión, la alarma y el terror

El objetivo si actúa desde el poder es conservar el poder y si es un movimiento independiente, el debilitar al Estado mediante el chantaje y la coacción.

Toda clase de acciones ideológicas de carácter violento que siembran el temor entre las gentes, deben adscribirse al género del terrorismo, siempre que formen parte de un sistema organizado.

5. CRIMINALIDAD ORGANIZADA:

(Sociedad Internacional de Criminología)

Para la creación, imposición y mantenimiento de cualquier movimiento terrorista es necesario que esté bien organizado y ¿estructurado, con una buena infraestructura que le de soparte, protección y le de abastecimiento para el desarrollo de sus acciones. Ha de tener bien definida su estructura orgánica y funciona, su aparto ejecutor y su órgano legal o político que posibilite el acceso a la sociedad o ejerza de portavoz y sobretodo se ha de circunscribir en un marco amplio de acción y conexión internacional, es decir se ha de organizar como factor influyente en el equilibrio de la dinámica internacional a nivel político, económico, etc.

5.1 Características comunes a todas las formas de terrorismo:

5.2 Características actuales del terrorismo:

El terrorismo es una forma de acción. Esta misma es la que transfiere su cualidad terrorista a su autor, incluso si no es más que una acción aislada o inhabitual.

Es una acción fundada sobre el miedo o la impotencia de las víctimas. El terrorista es alguien que actúa con perfidia, que puede incluso evitar y hacer ineficaces las medidas de protección de las cuales podría haberse rodeado la víctima

Una acción fundada en una motivación política o ideológica.

Una acción que se basa en la violencia o su amenaza. Siempre hay una violencia presente normalmente física, además están los componentes psicológicos de la acción y en sus consecuencias como la noción misma de terror o la amenaza que casi siempre viene asociada a los actos terroristas.

Si el terrorismo se inspira generalmente en motivos ideológicos, algunos actos terroristas persiguen un fin inmediatamente económico, a veces con la finalidad añadida, de permitir la financiación de otras acciones terroristas.

Internacional: Desde la mitad de este siglo, en concreto a partir de los años 70, ha aparecido una concertación internacional de la mayoría de los movimientos y de los grupos terroristas,

llamada «multinacional del terrorismo». Puede ser que un acto terrorista haya sido decidido en un país diferente a aquel en que se ha cometido. De la misma forma, las armas y explosivos pueden atravesar diferentes países antes de llegar al lugar de la infracción.

Estructurado: Son numerosos los grupos terroristas que adoptan la forma de una verdadera organización, con una estructura jerárquica y una división defunciones muy bien determinadas, cuyo campo de acción sobrepasa a menudo el territorio de un país, con despachos, células de actuación, ramificaciones o agentes en otros países.

Económicamente rico: Desde la segunda mitad del S.XX, el terrorismo dispone de poderosos medios para financiarse. Esta constatación debe conducir a establecer una conexión entre el terrorismo y el crimen organizado.

* Organizado: El terrorismo moderno tiene con qué pagarse la más alta tecnología en materia de comunicación, armas, explosivos y formación de personal, lo que le pone en disposición de llevar a cabo verdaderas hazañas de terror, es decir se trata de un terrorismo bien provisto logísticamente.

* Divulgación en medios de comunicación: Los medios de comunicación aportan un efecto multiplicador a los actos terroristas, ampliando con ello el impacto de alarma y miedo. gracias a los medios de comunicación los terroristas son capaces de hacer llegar sus mensajes de terror a todos los niveles de la población, del estado y del mundo entero.

5.3 Medidas contra el terrorismo.-

Sumisión al derecho de las Fuerzas del Orden,

La reforma del poder judicial, para que cada vez sea más autónomo, los procesos sean más ligeros y poder disponer de leyes específicas.

La protección de los derechos del hombre, comienza por la sumisión del poder a las reglas de derecho y por la independencia judicial.

Creación de cuerpos especializados en la lucha antiterrorista.

La supresión de los santuarios, por lo que es necesario un consenso entre los Estados para no acoger más terroristas.

Control de la fabricación y del comercio de armas y de explosivos.

Control del flujo de recursos financieros.

6. EVOLUCION HISTORICA:

La historia de los siglos XIX y XX, se ha visto marcada por acciones terroristas, que incluso han sido catalizadores de conflictos internacionales como la V Guerra Mundial, o han favorecido la caída de gobiernos que ejercieron el llamado terrorismo de estado. Haciendo un breve seguimiento desde las primeras formas de terrorismo hasta el momento actual del terrorismo internacional, podemos apuntar las siguientes fases:

Como precedente histórico nos encontramos a los anarquistas en su lucha contra las injusticias obreras. Eran personajes fanáticos, pero enfatizados por la libertad de todos.

Es a partir de la 1ª G.M. cuando el terrorismo evoluciona hacia otras corrientes políticas, se perfila como una corriente de matar al enemigo y destruir lo que sea para producir confusión y miedo.

A partir de la 2ª G.M. el terrorismo gira entorno a la nueva izquierda: Brigadas Rojas, Baader-Meinhof, El Ejército Rojo Unido...

La sacralización de la fe en la causa se produce en los terroristas de todas las tendencias, introduciendo radicales religiosos en el fenómeno terrorista: IRA, ETA, Fundamentalismo Islámico, etc.

Entre sus características está la organización como ejércitos gobernados por un mando central y distribuidos en comandos, cooperación internacional, etc..

El terrorismo espontaneo es el que más obedece al propósito deliberado de provocar alarma, terror y temor en el pueblo, para que a través de esta vía alcanzar la descompensación del Estado o por lo menos que este se sienta provocado y adopte medidas que lo hagan impopular.

El moderno terrorismo subversivo se perfila como una organización autocrática del terror proyectada contra el sistema democrático, deja de luchar para restablecer libertades y por contra las coarta. Incluso se atreve a realizar alternativas de gobierno en contra de la voluntad democrática de los ciudadanos que viven en los Estados de Derecho.

Los movimientos terroristas de final de este siglo, están representados dentro de las instituciones democráticas del estado, enmascarándose en partidos políticos que luchan por imponer su «ley», desde la misma posición que el resto de las formaciones políticas y democráticas (Sinn Fein en Reino Unido, HB en España. Etc).

7. TERRORISMO Y DERECHO:

7. 1 Introducción:

Fuente: «Criminología» (Antonio García-Pablos de Molina):

Es conveniente, antes de entrar a valorar las repercusiones legales que conlleva la acción terrorista, el distinguir las funciones que corresponden al Derecho Penal de las propias de la Psicología Social, la Sociología o la Criminología en definitiva.

El concepto penal de delito tiene naturaleza formal y normativa. Acota un aspecto parcial de la realidad con criterios valorativos. Las definiciones formales de delito delimitan la intervención punitiva del estado por imperativo inexcusable del principio de legalidad. A la Criminología interesa no tanto la calificación formal correcta de un suceso penalmente relevante, como «la imagen global del hecho y de su autor».

Para la Criminología el delito se presenta, ante todo, como «problema social y comunitario». Como problema social «el crimen», reclama del investigador cierta «empatía», que no significa simpatía o agrado sino interés, aprecio, fascinación por un profundo y doloroso drama humano y comunitario, un drama próximo pero a su vez impenetrable.

7.2 Relación con los Derechos Fundamentales (Constitución Española 1978):

En un intento de aportar aclaraciones a un fenómeno basado en la irracionalidad, como es el terrorismo (individual, de grupo, de estado, etc). Se expone a continuación la relación de derechos Fundamentales que son violados con la acción terrorista. Haciendo hincapié en que para todos los hombres, incluidos los que más se alejan de esta condición «humana», se han de respetar los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos son las facultades que en cada momento histórico demanda o exige la dignidad, la libertad o la igualdad del ser humano con la pretensión de ser reconocidos en textos jurídicos. Surgen para garantizar el desarrollo libre de la personalidad del individuo, ámbito inviolable por el Estado o cualquier otro poder público o privado. Los Derechos Fundamentales (son los derechos Humanos recogidos en un texto jurídico), son el fundamento del orden político y de la paz social. Las normas relativas a los Derechos Fundamentales se interpretarán conforme a la Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU 10-12-1948).

Derechos Fundamentales afectados con las acciones terroristas.

Derecho a la Vida:

En este artículo se reconocen el derecho a la vida, integridad física, moral, no padecer trato denigrante y la abolición de la pena de muerte. Cualquier acción terrorista va a dañar directamente este derecho, porque si bien la ejecución del acto no conlleva víctimas mortales o heridos (atentado frustrado o únicamente con resultados materiales), la mera intencionalidad del atentado vulnera este derecho.

Derecho ala Libertad Ideológica, Religiosa y de Culto:

Sin más limitaciones en sus manifestaciones externas que el orden público protegido por la ley. Más que libertad de pensamiento se refiere a libertad en la proyección externa de ese pensamiento. Las acciones terrorista suponen una coacción directa contra este derecho, en cuestiones como atentar contra quien se atreve a discernir de su forma de pensar o actuar, atacar al estado a través de sus instituciones o representantes, etc. Basta recordar en el País Vasco, la coacción ejercida sobre iniciativas como «Gesto por la Paz», o acciones de violencia callejera, bajo el lema «Tomar la calle»

Derecho ala Libertad y Seguridad Personal.

Posee dos aspectos este mismo derecho, que es la libertad personal y la exigencia del respeto de los poderes públicos a la libertad y la protección de los poderes públicos a la seguridad. las acciones terroristas o simplemente la amenaza a sus posibles víctimas, coarta y limita la libertad del individuo, habiendo acciones que especialmente vulneran este derecho, como es el secuestro o la imposibilidad a determinados colectivos o individuos de realizar su vida social e interpersonal con absoluta normalidad por motivos de protección ante la posibilidad de ser objetivos de algún atentado, etc.

Derecho a la Libertad de Expresión y al Secreto Profesional.

Es el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. Es un derecho que afecta directamente a los periodistas, siendo cada vez más numerosas amenazas terroristas contra quien se atreve a verter noticias o información con una opinión contraria a los activistas.

En cuanto al resto de Derechos Fundamentales ( Reunión, Honor, Intimidad), señalar que aunque no se ven tan llamativamente vulnerados con las acciones terroristas como los derechos anteriormente señalados, si cabe decir que sufren al menos limitaciones que impiden su normal desarrollo.

7.3 Relación con el Código Penal Español:

Antes de relacionar los artículos del Código Penal Español, que atañen al terrorismo, es importante señalar las grandes dificultades que sopesa la Justicia Española, en el desarrollo de sus cometidos en materia terrorista, dejando no pocos casos sin la solución apropiada que se demanda desde la sociedad propia de un Estado de Derecho:

7.3.1. Son artículos relacionados directamente con el delito de Terrorismo los siguientes:

De los delitos del Terrorismo (sección 21): 571 (Estragos e incendios), 572 (Contra las personas), 573 (Armas, municiones y explosivos), 574 (otras infracciones) y 575 (Contra el patrimonio).

2. Pertenencia a Banda Armada: 515.2º (Asociación ilícita).

3. Contra la Autoridad, sus Agentes y los Funcionarios Públicos y de la Resistencia y Desobediencia: 550 a 556 (Atentados),

4. Secuestro, 164, 165, 157.1.2º

5. Tenencia de armas y Explosivos: 563 (De armas prohibidas), 564 (De armas reglamentadas), 566 (Fabricación, comercio y depósito), 568 (Explosivos), 569 (Disolución de Asociaciones) y 573 (Terrorismo).

6. Delitos como resultado de la acción terrorista: Asesinato: 139 (Tipo) y 140 (Doble agravante). Fabricación de explosivos: 568. Imprenta (apología de delitos cometidos por bandas armadas): 578. Tortura: 57, 174, 176 y 177.

7.3.2 Delitos contra otro tipo de garantías e instituciones, que se vean afectados directa o indirectamente por los atentados terroristas o la apología del terrorismo, como por ejemplo los delitos contra la Constitución, contra la Corona o contra las instituciones del Estado.

8. EL LAZO AZUL:

Desde que el fenómeno terrorista en España comenzó a actuar contra miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, civiles, etc. Se han podido comprobar las diferentes maneras de llevar a cabo las acciones criminales: artefactos explosivos como el de la cafetería de la C/Correo en Madrid, el Hipercor en Barcelona, coches-bomba como el del Puente de Vallecas de Madrid, Bombas-Lapa adosados en los bajos de los coches como el de Irene Villa en Madrid o el de tantos Guardias Civiles, Policías y Militares, lanzagranadas, etc...

Sin embargo, una de las formas que más han favorecido la propaganda terrorista han sido los secuestros, la retención de la persona contra su voluntad, aislándola de su vida normal y de la sociedad, etc, con diferentes resultados, unos han sido liberados tras el pago del rescate, otros gracias a la acción de la Guardia Civil, la Policía (Nacional y Autónoma) y otros muchos también han sido ajusticiados cumpliendo las amenazas lanzadas contra el secuestrado y el gobierno.

En los últimos años se viene utilizando este sistema, como forma de chantaje directo al Estado y en definitiva a la sociedad que representa este, sucediéndose un secuestro tras otro incluso simúltaneándolos ya que el precio de la liberación varía de unos casos a otros. Se adopta principalmente, la forma de secuestros a largo plazo, semejantes a los utilizados por la Camorra Italiana

Pero ante tan dramática tortura ha surgido una reacción social, el «lazo azul», que cuenta con otros precedentes en diferentes situaciones, como es el lazo rojo en solidaridad con los enfermos del SIDA, los pañuelos blancos de las madres de la Plaza de Mayo en Argentina, etc... y se ha visto a su vez reforzado por otros símbolos de solidaridad o denuncia como son las manos blancas.

Este fenómeno de solidaridad y rechazo social S una forma de tortura, que solo tiene su justificación desde la irracionalidad, tiene una importancia crucial en el proceso de pacificación y sobretodo en cuanto al desgaste de la política de acción terrorista. Ha tenido que ser la sociedad, a través de este símbolo, la que se ha puesto de acuerdo mayoritaria mente en contra de este grave problema contemporáneo, denunciando pacífica pero manifiestamente su rechazo a la violencia y al intento de cualquier reivindicación mediando la acción terrorista (hacer la máxima propaganda y chantaje imponiendo el terror).

Este lazo azul es el motor de arranque del contraterrorismo social y democrático, nacido en el seno de la ciudadanía ávida de paz y contraria a la barbarie. Es el inicio de la acción popular contra una minoría que por contra goza de gran peso específico en la marcha de un país. Es el nexo de unión de quien rechaza la violencia a cualquier precio, para conseguir sus objetivo, aunque estos mismos puedan ser compartidos con los que la practican.

9. EL TERRORISTA:

A la hora de intentar identificar un perfil del terrorista, no podemos hacerlo sin referirnos a las fuentes de la psicopatología y más concretamente a los trastornos de personalidad.

Ya hemos señalado en el apartado 2 «Elementos Irracionales del Terrorismo», los posibles mecanismos utilizados en la lógica de quien apoya o participa del terrorismo, pero aquí vamos a centrarnos un poco más en el terrorista en sí, en el ejecutor, incluso en quien forma parte de la estructura de cualquier organización terrorista (informadores, colaboradores, etc), para lo cual es conveniente hacer referencia a la psicopatología de la personalidad y a algunas teorías sobre la conducta criminal y su génesis.

Sin profundizar en los diversos mecanismos racionalizadores que permiten a este tipo de estructuras de personalidad, autojustificar sus acciones, solo hacer mención a un factor considerado clave, como es la idea de la «lucha armada» o «el estado de guerra», el cual hace válido cualquier modo de actuación para conseguir su fin: la victoria sobre el enemigo.

Trastornos de la Personalidad

Definición de la OMS: « Patrones de conducta profundamente arraigados, que casi siempre se reconocen en la etapa de la adolescencia o antes y continúan durante la mayor parte de la vida adulta, aunque con frecuencia se vuelven menos obvios en la edad media o la vejez. La personalidad es anormal, ya sea en el equilibrio de sus componentes, su calidad y expresión, o en el aspecto total. A causa de esta desviación o psicopatía el paciente sufre o hace sufrir a otros y hay un aspecto adverso sobre el individuo o la sociedad».

Teoría del aprendizaje:

Desde esta perspectiva la psicopatía sería el fallo en aprender determinadas conductas adaptativas, necesarias para la interacción normal en lo social, interpersonal. A esto se suma la incapacidad del sujeto psicópata para incorporar respuestas condicionadas por el miedo o el castigo asociado a sus actos voluntarios.

La experiencia pasada de hechos desagradables no les es útil para ir amoldando su personalidad hacia formas más consecuentes de actuación. En cambio muestran total capacidad para desarrollar otras áreas de aprendizaje, que le permiten aprender la realidad y desenvolverse con soltura en la sociedad. Además suelen buscar continuamente incentivos para realizar sus acciones, manteniendo una mayor eficacia de actuación en situaciones de estrés que los sujetos normales.

Desde la perspectiva del aprendizaje social, es necesario que se hayan visto rodeados de modelos determinados que han causado una fuerte influencia desde experiencias tempranas.

Según Gough (1948), el psicópata solo aprende una fachada moral, que le impide desarrollar una mínima empatía y colocarse en el lugar del otro, no es capaz de verse a sí mismo como objeto social y prever las consecuencias de sus conductas.

Para Bandura es necesario disponer de un modelo familiar, que sea frío, distante y agresivo, que el niño irá incorporando progresivamente.

Teoría psicoanalítica:

El psicópata presenta problemas en el mecanismo de la disociación, por el cual el niño puede ir diferenciando lo bueno de lo malo, lo propio de lo ajeno. Este mecanismo si estuviese alterado en estos sujetos no tendrían capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo. Es más acciones que merecerían una calificación por la mayoría en estos sujetos supondría lo contrario.

A su vez tiene alterado el mecanismo de identificación proyectiva con un uso patológico, sumado a la alteración disociativa. La proyección masiva de objetos internos sentidos como malos, conduciría al sentimiento de que el medio circundante es hostil y perseguidor, con lo que se evitan los sentimientos de culpa.

Aichorn (1925) estudia el complejo edípico en estos sujetos, que al no haber podido superar las fuertes luchas de rivalidad edípicas de odio hacia el rival y los sentimientos de desprecio y abandono por parte del sujeto amado, el psicópata encontraría en su forma de actuar la manera de simbolizar su conflicto.

Las deficiencias en la formación del super-yo se han considerado factores básicos para comprender la etiología de las sociopatías.

Kohut y Kernberg (1970), describen a estas personalidades como seres omnipotentes e incapaces de dependencia hacia los otros, Su mundo interno está poblado de perseguidores y temores paranoides.

Aspectos clínicos:

A pesar de intentar la búsqueda de que trastorno de la personalidad puede ajustarse en mayor medida al perfil del terrorista, pensamos que no hay una predominancia clara de un tipo de trastorno sino más bien que se presenta la comorbilidad de diferentes tipos de cuadros psicopatológicos que se agrupan dentro de los trastornos de personalidad (Tr. Paranoide, Tr, Psicopático, Tr. Antisocial, etc)..

Funcionamiento en Grupo:

Las teorías del funcionamiento de los grupos, en especial según K. Lewin, nos ayuda, para aproximarnos a la comprensión de las motivaciones que pueden actuar sobre la persona que se incorpora a una banda terrorista:

1. Sentimiento de pertenencia y cohesión, al grupo.

2. Atracción individuo-grupo (en función de la satisfacción de necesidades personales).

3. Efecto de los valores y motivaciones del grupo.

4. Prestigio de los miembros del grupo.

5. Conformidad con las normas del grupo.

6. Necesidad de comunicación

7. Sistematicidad respecto a los cambios ocurridos en una parte del grupo y su repercusión el resto del mismo.

El modelo de Walters («Personalidades violentas», Enrique Echeburúa):

Walters explica el estilo de vida criminal, considerando cuatro aspectos: condiciones, elección, cognición y conducta. Los criminales así considerados pueden tomar decisiones violentas porque cuentan con un sistema cognitivo que les permite filtrar la realidad de modo que se valide el deseo de dañar. Cogniciones como autoexculpación y cortocircuito, por ejemplo, posibilitan que el sujeto vulnere las reglas sociales, al eliminar todo resquicio de culpa o de ansiedad capaces de inhibir el comportamiento antisocial. Otras parejas de cogniciones como permisividad/poder, sentimentalismo/superoptimismo e indolencia cognitiva/inconsistencia, están vinculados con otros patrones de comportamiento que son, respectivamente, intrusión interpersonal, autoindulgencia e irresponsabilidad.

Hasta aquí se podrá afirmar que el sujeto tendrá una mayor probabilidad de asesinar cuanto más consolidados tenga estos diferentes patrones de comportamiento, posibilitados a su vez, por un estilo de pensamiento criminógeno.

¿Cual es el origen de esas conductas y cogniciones? Aquí es donde entran en juego las condiciones y la elección. Por condiciones , Walters entiende los factores sociales, psicológicos y físicos que predisponen al sujeto a que adquiera el estilo de vida criminal. De este modo, los individuos sin apego a modelos prosociales, con afán de estimulación y con una autoestima deficiente, tienen el terreno abonado para lograr un estatus marginado mediante el recurso a la violencia. Tales deficiencias, en opinión de Walters, le generan un miedo básico ante las tareas de la vida, ante la responsabilidad, enfrentados a su incompetencia en tantas esferas de la vida.

10. E.T.A.

(«Psicología del Terrorismo» (1986). Alonso-Fernandez).

ETA es la banda terrorista de mayor asentamiento e influencia en la vida de nuestro país. Goza de una infraestructura y soparte económico, político etc, de gran peso específico. Parte de una serie de postulados políticos e idealistas, que tienen su origen en la idea del nacionalismo vasco. Ha sufrido una constante transformación y en la actualidad incluso en su foro interno hay divergencias sobre sus objetivos y la forma de reivindicarlos. Para establecer una pequeña idea de lo que significa ETA, hacemos referencia a la obra del Profesor Alonso Fernández «Psicología del Terrorismo»:

Es una organización híbrida, que resulta de insertar una superestructura política de orientación terrocomunista en el ansia independentista que había desarrollado Arana en forma de cultura nacional católica racista.

No le ha sido fácil mantener a través de sus sucesivas asambleas, el sincretismo de su clásico sistema nacionalista de derechas y su ideario obrerista ulteriormente agregado. Dominada por la necesidad de mantener su activismo terrorista, a pesar del matiz opresor, antidemocrático y en contra de las libertades que ha adquirido.

Desde la instauración de la democracia ha arreciado en sus embestidas y se distingue cada vez más por consagrar la violencia como su método social mas efectivo y predilecto.

Dificultad para llevar la racionalidad a este grupo que se distingue por la crueldad de sus comportamientos y el fanatismo, mientras continúen fundidos la ambigüedad política local, el pueblo vasco y su máximo exponente como es el PNV.

11. VICTIMOLOGIA:

Como todo tipo de acción o actividad el terrorismo tiene unas consecuencias, que se diferencian en función de quien lo ejerce. Por ejemplo si es un terrorismo de Estado puede tener como objetivo someter a determinados grupos de influencia, si por el contrario es un grupo nacionalista puede tener como objetivo chantajear al estado, sin embargo siempre habrá una figura que será el afectado directa o indirectamente de la acción subversiva, nos referimos a las víctimas (primarias o secundarias).

Reacciones Psicológicas de las Víctimas:

Todas las víctimas de una acción criminal violenta, súbita e inesperada, responden inicialmente con un pequeño shock acompañado de sensaciones de irrealidad e incredulidad (Symmonds, psiquíatra director de los servicios psicológicos de la policía de N. Y).

1. Primera fase: «Negación», equivalente al mecanismo de la represión utilizada frente al peligro interno.

2. Segunda fase: imposición de una aplastante realidad y la reacción interna del individuo se traduce en espanto, pánico, terror.

3. Tercera fase: Caracterizada por una depresión traumática, en forma de apatía y resignación, irritabilidad, insomnio, pesadillas, autoacusación y elaboración fantástica de las incidencias traumáticas.

4. Cuarta fase: Resolución del conflicto y la integración psíquica desarrolla las defensas posibles para evitar la incidencia de situaciones de victimización.

12. PREVENCION:

Las soluciones al fenómeno terrorista parten posiblemente de la voluntad política de todas las formaciones del ámbito democrático, que son lo verdaderos interlocutores sociales, con capacidad de influencia y poder. A esto habría que sumar el desenmascaramiento de la realidad de los grupos terroristas, para posibilitar al ciudadano de a píe tomar partido desde la verdad. Atendiendo a los tres niveles de prevención, apuntar tan solo unas líneas generales de posibles soluciones al complejo entramado terrorista:

Primaria: Neutralizar los factores determinantes del terrorismo y en general las fuentes de la violencia a la par que conseguir una sociedad más comunicante y solidaria y un tipo humano mejor formado pedagógicamente y de cualidades más flexibles.

2. Secundaria: Esfuerzo por interferir las actividades terroristas mediante una adecuada organización antiterrorista.

3. Terciaria: Planificando y organizando programas de rehabilitación del terrorista arrestado.

Antiterrorismo policial.

Antiterrorismo informativo.

Antiterrorismo cívico.

Antiterrorismo pedagógico.

Antiterrorismo Gubernamental.

REFERENCIAS