ES EN
Vol. 14. Núm. 1. 2003. Páginas 7-25
 

Personalidad, emociones y dolor

[Personality, emotions and pain]

Carrillo, Jesús María Collado, Susana Rojo, Nieves Staats, Arthur W.
Univ. Complutense de Madrid, España#Univ. Alfonso X El Sabio, Villanueva de La Cañada, Madrid, España#Univ. of Hawaii at Manoa, Estados Unidos

Resumen

El dolor constituye un ámbito de estudio y de intervención multidisciplinar de primera magnitud para las ciencias de la salud no sólo por lo que supone de sufrimiento humano, sino por sus repercusiones económicas. Sin embargo, el dolor no puede reducirse a una consideración biomédica y son cada vez más necesarios acercamientos multidimensionales, acercamientos entre los que la perspectiva psicosocial tiene una relevancia creciente. D entro de esta perspectiva psicosocial uno de los enfoques actuales más productivos en el estudio de los componentes psicológicos del dolor es la teoría del Conductismo Psicológico —Pyschological Behaviorism— (Carrillo et al., 1996, 2001, 2002; Staats, WA. W., 1997; Staats, P. S. et al., 1996). Analizamos desde esta teoría una de las primeras aplicaciones clínicas llevadas a cabo para controlar el dolor a partir de sus componentes psicológicos: el planteamiento de fordyce aplicado en contextos hospitalarios, planteamiento guiado por las directrices operantes de Skinner. en este trabajo se intentan analizar las limitaciones del enfoque de Fordyce que derivan, en parte,de una interpretación incompleta el planteamiento skinneriano, pero, sobre todo, por las propias limitaciones teóricas de este planteamiento. Un enfoque más adecuado para el control de los componentes psicológicos del dolor necesita un acercamiento conductual integrador que implique un nivel de análisis de la personalidad y la consideración de la experiencia dolorosa como una respuesta emocional que pueda vincularse a los niveles biológico, aprendizaje pasado, medio actual, conducta y respuesta del medio a la conducta

Abstract

Pain is a field of major importance for research and multi-disciplinary intervention in health sciences not only because of the underlying human suffering but also because of its economic implications. Nevertheless, pain cannot be limited to a biomedical issue. Multidimensional approaches are needed, among which the psychosexual view is increasingly relevant. Within this psychosocial approach, the psychological behaviourism is one of the most productive current views in the study of pain psychological components ( Carrillo et al., 1996, 2001, 2002; Staats, 1997; Staats, et al., 1996). From this approach, we have analysed one of the pioneer clinical applications to control pain from its psychological components —Fordyce‘s approach implemented in a hospital. This method fellows Skinner‘s operating guidelines. This paper checks Fordyce‘s approach limitations, coming partially from a biased interpretation of Skinner‘s theory, but mainly from its own theoretical limitations. A more appropriate focus on the control of pain psychological components would need a comprehensive behavioural approach. This approach involves an analysis of personality and addresses painful experience as an emotional response with links to biological, past learning, current environment, behaviour and the environmental response to behaviour levels

Palabras clave

Dolor#Personalidad y dolor#Emociones y dolor#Teoría del Conductismo Psicológico y Dolor

Keywords

Pain#Personality and Pain#Emotions and pain#Psychological Behaviourism Theory of Pain

Copyright © 2018. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

 
© Copyright 2018. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid ContactoPolítica de privacidadPolítica de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.

Aceptar