ES EN
logo
Avance online
 

Los Efectos del Sexo y del Autoritarismo en la Legitimación de los Abusos Policiales

[Effects of sex and authoritarianism on legitimization of police abuses]

David Méndez, David Lois y Alexandra Vázquez


Universidad Nacional de Educación a Distancia, España


https://doi.org/10.5093/apj2021a18

Recibido a 23 de Octubre de 2020, Aceptado a 22 de Febrero de 2021

Resumen

La presente investigación analiza si el autoritarismo aumenta el apoyo al abuso policial y si el efecto es mayor en hombres que en mujeres. Además, explora si la fusión con la policía, un predictor del comportamiento extremo, puede mediar ese efecto. Se realizó un estudio correlacional exploratorio con 149 participantes españoles en el que se establecieron dos niveles de fuerza policial, razonable y excesiva. Los resultados mostraron una asociación directa entre autoritarismo y apoyo al uso de la fuerza policial y una asociación indirecta a través de la fusión. Además, los efectos del autoritarismo en el apoyo al uso de la fuerza policial resultaron ser mayores en hombres que en mujeres, pero solo cuando la fuerza empleada era excesiva. Estos resultados sugieren que en la legitimación de los excesos policiales intervienen factores ideológicos y variables psicosociales como la fusión y los roles de género.

Abstract

This research analyzes whether authoritarianism increases support for police abuse and if the effect is greater in men than in women. In addition, it explores whether fusion with the police, a predictor of extreme behavior, can mediate that effect. An exploratory correlational study was carried out with 149 Spaniards, in which two levels of police force were established, reasonable and excessive. The results showed a direct association between authoritarianism and support for the use of police force and an indirect association through fusion. Furthermore, the effects of authoritarianism on support for the use of police force were found to be stronger in men than in women, but only when the force used was excessive. These results suggest that ideological factors and psychosocial variables such as fusion and gender roles play a role in the legitimation of police excesses.

Palabras clave

Apoyo al uso de la fuerza policial, Autoritarismo, Diferencias sexuales, Fusión de identidad

Keywords

Support for the use police force, Authoritarianism, Sexual differences, Identity fusion

Para citar este artículo: Méndez, D., Lois, D. y Vázquez, A. (2021). Los Efectos del Sexo y del Autoritarismo en la Legitimación de los Abusos Policiales. Anuario de Psicología Jurídica , Avance online. https://doi.org/10.5093/apj2021a18

Correspondencia: alx.vazquez@psi.uned.es (A. Vázquez).

Introducción

El 25 de mayo de 2020 en la ciudad de Mineápolis un oficial de policía mató al ciudadano afroamericano George Floyd presionando su cuello contra el pavimento durante 8 minutos y 46 segundos. Esta actuación, que se venía a sumar a una larga historia de abusos policiales contra la población negra, generó una oleada de protestas antirracistas en Estados Unidos que también llegó a Europa. Por su parte, Europa carece de un sistema de indicadores estandarizados para medir el uso de la fuerza policial y sus consecuencias. Tanto es así que Ylva Johansson, Comisaria de Interior, señaló en la sesión plenaria del Parlamento Europeo del 21 de octubre de 2020 que la falta de datos estandarizados impide conocer la epidemiología de la violencia policial (Comisión Europea, 2020).

En España es el Defensor del Pueblo quien cuantifica los presuntos abusos cometidos por la policía. En su informe anual sobre el Mecanismo de Nacional de Prevención de la Tortura señaló que durante 2019 fueron interpuestas 66 denuncias contra agentes de la Policía Nacional o de la Guardia Civil por presuntas malas prácticas o comisión de torturas, malos tratos, tratos crueles o inhumanos (Defensor del Pueblo, 2020). A partir de estos datos, y teniendo en cuenta que en 2019 las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado estaban formadas por 146,482 agentes (López-Fonseca, 2020), podemos concluir que los abusos policiales en España son muy infrecuentes en cuanto al número de procedimientos penales incoados. Sin embargo, esto no excluye la posibilidad de que existan comportamientos punibles no denunciados al igual que la ocurrencia de conductas no sancionables que contribuyeran a una valoración negativa de la policía mediante la erosión de su autoridad moral. Esto último se vería facilitado por la captación de vídeos de violencia policial y su posterior difusión en redes sociales.

Cuando en una actuación policial se emplea la violencia, en términos generales, no se cuestiona la función de la policía como garante del orden legal, sino la forma en que desarrolla su labor. Es decir, se debate si la policía está excediendo “los límites que representan la protección y reconocimiento de los derechos humanos y las libertades públicas” (Ruíz Rodríguez, 2014, p. 41). Las actuaciones policiales que contravienen las regulaciones o estándares profesionales no solo vulneran los derechos fundamentales, sino que también pueden minar la confianza de los ciudadanos en la institución, lo que a su vez redundará en un menor cumplimiento de la ley, en un compromiso más débil con el Estado de derecho (Jackson et al, 2012) y en una mayor percepción de inseguridad (Maldonado-Guzmán et al., 2020). Asimismo, lejos de garantizar la paz social, la observación de conductas violentas por parte de la policía puede intensificar la radicalización de las personas implicadas en actos de protesta (Adam-Troian et al., 2020).

Pese a sus consecuencias sociales negativas, la condena de los abusos policiales no se produce de manera uniforme en la población (Gerber y Jackson, 2017). La presente investigación pretende obtener evidencia preliminar sobre los factores que favorecen la aceptación y legitimación de los abusos policiales. En particular, en una muestra de conveniencia exploramos la influencia que tienen el autoritarismo de derechas y la fusión –unión visceral– con la policía sobre el apoyo al uso razonable y excesivo de la fuerza policial, y si esa influencia es igual para hombres y para mujeres. Los resultados proporcionarán una base teórica y metodológica para realizar futuros estudios con muestras representativas de la población española y dentro de la propia institución policial.

Legitimación del Uso de la Fuerza Policial: Diferencias entre Hombres y Mujeres

La policía puede utilizar la fuerza de manera razonable, cuando lo hace de modo proporcional a la amenaza y se ajusta al principio de mínima lesividad, o de manera excesiva, si excede la gravedad de la amenaza y la cantidad mínima para controlar la situación (Gerber y Jackson, 2017). Así, golpear a un ciudadano en defensa propia constituiría una manifestación de uso razonable de la fuerza, mientras que utilizar la violencia para detener a una persona que no ofrece resistencia sería una muestra de uso excesivo de la fuerza. En Estados Unidos, Gerber y Jackson (2017) encontraron diferencias entre los factores que predecían el uso razonable y el uso excesivo de la fuerza policial. Mientras que la legitimidad de la policía resultó ser el predictor del uso razonable de la fuerza, la ideología política predecía el apoyo al uso excesivo. Estos resultados sugieren que la legitimación de los abusos policiales se basaría en justificaciones ideológicas.

En la presente investigación analizaremos si en una muestra española la ideología también predice el uso excesivo de la fuerza policial. De manera más específica nos centraremos en el autoritarismo de derechas (RWA), que aglutina tres tipos de dimensiones actitudinales: la sumisión autoritaria, la agresión autoritaria y el convencionalismo (Altemeyer, 1981, 1998). El autoritarismo se traduciría en una tendencia a someterse a la autoridad legítimamente percibida, a apoyar agresiones contra las personas o grupos que se perciban como amenazantes para el orden social y a oponerse al cambio de las normas y tradiciones avaladas socialmente (Altemeyer, 1981, 1988). Gerber y Jackson (2017) encontraron que las personas fuertemente autoritarias toleraban el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía en mayor medida que las personas poco autoritarias. De igual modo, Reynolds et al. (2018) mostraron que los participantes con puntuaciones altas (vs. bajas) en autoritarismo estaban más predispuestos a legitimar a la policía como figura de autoridad y a justificar en mayor medida los tiroteos policiales. Basándonos en estas investigaciones previas, esperamos encontrar una asociación positiva entre autoritarismo y apoyo al uso excesivo de la fuerza policial, si bien anticipamos que esa relación será más fuerte en los hombres que en las mujeres.

A pesar de que la violencia es un fenómeno universal, existe disparidad en cuanto a la inclinación hacia esta conducta, en tanto que los hombres muestran una mayor tendencia hacia la violencia, en general (Anderson y Bushman, 2002), y hacia la violencia policial excesiva, en particular (Eck y Crabtree, 2020; Pagon et al., 2004). La razón de estas diferencias parece estar en los roles de género (Eagly y Wood, 1991). Mientras que el rol de género masculino enfatiza el dominio, la agresividad y el poder, el femenino se relaciona con el cuidado y la crianza, características incompatibles con la agresión (Eagly y Crowley, 1986), si bien las diferencias entre hombres y mujeres son más pronunciadas cuando la agresión produce daño físico que cuando produce daño psicológico o social (Eagly y Steffen, 1986).

Debido a la incongruencia entre las conductas de rol típicamente femeninas y la agresión física, la relación entre autoritarismo y uso excesivo de la fuerza policial podría debilitarse en las mujeres en comparación con los hombres. Sin embargo, cuando el uso de la fuerza esté justificado no cabría esperar diferencias significativas entre hombres y mujeres. Además de analizar los efectos del autoritarismo y del sexo sobre el apoyo al uso excesivo de la fuerza policial, la presente investigación explora un potencial mecanismo mediador: la fusión de identidad.

Fusión de Identidad y Legitimación de las Conductas Reprobables

Gerber y Jackson (2017) sugieren que los individuos marcadamente autoritarios legitiman los abusos policiales más que los poco autoritarios porque confían más en la policía y en otras instituciones encargadas de garantizar el orden social. Esta conclusión es consistente con la evidencia de que la vinculación psicológica que las personas desarrollan hacia los grupos determina sus reacciones ante la ruptura de las normas y el disentimiento (Jetten y Hornsey, 2014). En el presente trabajo nos centraremos en un tipo específico de relación con grupos, la fusión de identidad, que predice el comportamiento progrupal extremo y la legitimación de las acciones reprobables realizadas por sus miembros (Gómez et al., 2011, 2020; Swann et al., 2009).

La fusión de la identidad es una percepción profunda y arraigada de unión con el grupo que surge cuando los límites entre el yo personal y el yo social se vuelven difusos (Swann et al., 2009). Los individuos fusionados experimentan una fuerte sensación de invulnerabilidad gracias a su grupo, se perciben responsables de los resultados colectivos y desarrollan hacia los demás miembros lazos familiares que los obligan a una defensa mutua (Gómez et al., 2011; Swann et al., 2014). Por ello, las personas fuertemente fusionadas con un grupo están dispuestas a respaldar o llevar a cabo comportamientos extremos progrupales (e.g., arriesgar la vida por el bien del grupo; Gómez et al., 2011) y a negar las transgresiones éticas que el grupo o sus miembros pudieran cometer (e.g., la agresión contra determinados colectivos, Besta et al., 2014). Por ejemplo, Besta et al. (2014) y Jiménez et al. (2016) encontraron que las personas fusionadas con su país o con su grupo religioso estaban más dispuestas que las poco fusionadas a negar que su grupo pudiera hacer algo malo o injustificable. De manera similar, la fusión con la policía podría fomentar la legitimación del uso de la fuerza, incluso cuando este sea excesivo.

Aunque originalmente la fusión se desarrolló para explicar la relación entre un individuo y su propio grupo (Swann et al., 2009), estudios recientes indican que también es posible fusionarse con grupos a los que uno no pertenece, que ese tipo de fusión se produce por afinidad ideológica y que predice la solidaridad con sus miembros (Kunst et al., 2018). De acuerdo con estos hallazgos, cabría esperar que los individuos muy autoritarios fueran especialmente propensos a fusionarse con la policía en la medida en que esta garantiza el orden social y la seguridad, y que esa mayor fusión con la policía aumente el apoyo al uso de la fuerza (Besta et al., 2014). Esta hipótesis resulta coherente con la evidencia previa de que el autoritarismo se relaciona con actitudes más positivas hacia la policía y con la legitimación de sus conductas extremas (Gerber y Jackson, 2017; Larsen, 1968; Reynolds et al., 2018).

Así como esperamos que el sexo modere la relación entre autoritarismo y apoyo al uso de la fuerza, es posible que también module la asociación entre autoritarismo y fusión con la policía. Estudios previos indican que las características compartidas (e.g., genes, valores) con un grupo aumentan la fusión y la disposición a llevar a cabo comportamientos extremos por ese grupo (Swann et al., 2014; Vázquez et al., 2017). Determinadas características de la institución policial facilitarían una mayor vinculación de los hombres autoritarios con este cuerpo de seguridad en comparación con las mujeres autoritarias, como la mayor presencia masculina en las plantillas policiales o el empleo de la violencia en determinadas circunstancias, más congruente con conductas de rol masculinas (Eagly y Steffen, 1986).

Objetivos e Hipótesis

Los objetivos de la investigación son explorar la relación entre autoritarismo y el uso de la fuerza en hombres y en mujeres y analizar la posible mediación de la fusión. Con ese fin, llevamos a cabo un estudio correlacional transversal en el que se evaluó el apoyo al uso razonable y excesivo de la fuerza policial contra cuatro grupos sociales: agricultores, vecinos, activistas antidesahucios y nacionalistas. La inclusión de cuatro grupos con reivindicaciones de distinto tipo permite obtener una visión general del apoyo al uso de la fuerza policial.

Esperamos que las personas autoritarias muestren más fusión con la policía y, en consecuencia, un mayor apoyo al uso razonable y excesivo de la fuerza que las poco autoritarias. Los efectos del autoritarismo sobre la fusión y sobre el uso excesivo de la fuerza policial serán mayores en hombres que en mujeres. Sin embargo, no se esperan diferencias según el sexo en el caso del uso razonable de la fuerza.

Método

Participantes

Un total de 148 personas (66.2% mujeres, Medad = 40.49, DTedad = 11.03) residentes en España participaron en un estudio “en línea” realizado a través de un muestreo por bola de nieve. El confinamiento domiciliario a consecuencia de la pandemia obligó a los investigadores a adoptar esta técnica de muestreo no probabilístico y la selección inicial de los individuos se efectuó en función de la edad, el nivel educativo y el sexo. Además, para evitar que la muestra se compusiera de un pequeño subgrupo de toda la población, se invitó a los participantes a que continuaran la distribución de los cuestionarios más allá de sus contactos cercanos.

Ciento cuarenta y dos (95.9%) participantes manifestaron no tener historial previo de sanción por desobediencia a la autoridad. Por otro lado, seis (4.1%) sí indicaron haber sido denunciados por no haber seguido las instrucciones de los agentes. Solo hubo un caso que informó haber sido detenido por desobediencia. En relación con la tenencia de un vínculo con la institución policial, 66 (43.9%) participantes indicaron tener un conocido o familiar policía.

Procedimiento

Se remitió el enlace de acceso a un cuestionario de Qualtrics a un grupo de voluntarios reclutados a través de redes sociales y aplicaciones de comunicación, WhatsApp y Telegram. Aquellos que accedieron a participar, una vez completado el cuestionario, reenviaron a sus conocidos la invitación y el enlace para participar en el estudio.

Los participantes cumplimentaron en primer lugar la escala abreviada de autoritarismo de derechas, una versión reducida de la escala RWA (Altemeyer, 1996), compuesta por seis ítems como “Nuestra sociedad no necesita un gobierno más duro ni leyes más estrictas”, adaptada y validada por Etchezahar (2012), a = .67. El formato de respuesta de esta es de tipo Likert de siete puntos que van desde 0 (totalmente en desacuerdo) a 6 (totalmente de acuerdo). Puntuaciones mayores indican mayores niveles de autoritarismo.

A continuación, se midió la fusión con la policía mediante la escala elaborada por Gómez et al. (2011). La escala original se compone de siete ítems como “La policía soy yo”, de tipo Likert con siete puntos que abarcan desde 0 (totalmente en desacuerdo) a 6 (totalmente de acuerdo). Por un error en la elaboración del cuestionario, se omitió el siguiente ítem de la escala “Me siento inmerso en la policía”, de modo que la escala resultante tenía seis ítems. Pese a ello, la fiabilidad fue alta, a = .89.

Finalmente, medimos las actitudes hacia el uso razonable y excesivo de la fuerza policial mediante dos escalas adaptadas de Gerber y Jackson (2017), que oscilaban entre 0 (totalmente injustificado) y 6 (totalmente justificado). Los participantes indicaron hasta qué punto justificaban el uso de la fuerza policial contra cuatro grupos sociales: agricultores, vecinos, nacionalistas y antidesahucios. Para evaluar las actitudes hacia el uso razonable de la fuerza se emplearon 12 ítems como “Un policía emplea la fuerza para detener a un vecino que le ha golpeado”, a = .95. Para evaluar las actitudes hacia el uso excesivo de la fuerza se emplearon 12 ítems como “Un policía golpea a un vecino que le ha amenazado”, a = .91. La fiabilidad de la escala de apoyo al uso de la fuerza en general (razonable y excesiva) también fue alta, a = .94.

Resultados

En primer lugar, analizamos las correlaciones entre autoritarismo, fusión de identidad y apoyo al uso razonable y excesivo de la fuerza. Posteriormente, se realizaron análisis de regresión sobre fusión con la policía y las dos escalas de uso de la fuerza. En función de los resultados, se analizaron los efectos indirectos mediante la macro PROCESS (Hayes, 2013).

Estadísticos Descriptivos y Correlaciones

La Tabla 1 contiene los estadísticos descriptivos y los índices de correlación entre las distintas variables medidas en el estudio. El autoritarismo correlacionó significativa y positivamente con la fusión con la policía y con el apoyo al uso de la fuerza policial, de modo que cuanto mayor era el autoritarismo, mayores eran la fusión con la policía y el apoyo al uso razonado y excesivo de la fuerza. Las correlaciones del autoritarismo con el uso razonable y con el uso excesivo de la fuerza policial fueron similares. La fusión con la policía también correlacionó positivamente con el apoyo al uso de la fuerza, de manera que cuanto más fusionados estaban los participantes con la policía, más apoyaban el uso razonable y excesivo de la fuerza. Finalmente, los distintos tipos de uso de la fuerza (excesivo y razonable) correlacionaron positivamente entre sí.

Tabla 1

Estadísticos descriptivos y correlaciones entre autoritarismo, sexo, fusión con la policía y apoyo al uso de la fuerza policial

***p < .001.

Análisis de Regresión

Para analizar los efectos del autoritarismo y el sexo sobre fusión y sobre el apoyo al uso razonable y al uso excesivo de la fuerza llevamos a cabo tres análisis de regresión. Como variable predictora se incluyó el autoritarismo (centrado) y como variable moderadora el sexo de los participantes (0 mujer, 1 hombre). Además, como covariables se tuvieron en cuenta la edad y el vínculo de los participantes con un miembro de la policía (0 ausencia de vínculo personal, 1 existencia de algún vínculo personal con la policía).

Fusión. El análisis de regresión sobre fusión (Figura 1) arrojó un efecto significativo de la interacción entre autoritarismo y sexo, b = 0.58, se = .18, p = .002, 95% IC [0.22, 0.94]. Como muestra la Figura 1, la interacción se produce porque la asociación entre autoritarismo y fusión es más fuerte en los hombres, b = 0.95, se = .15, p < .001, 95% IC [0.66, 1.24], que en las mujeres, b = 0.37, se = .11, p = .001, 95% IC [0.15, 0.58]. El efecto principal del autoritarismo también resultó significativo, b = 0.37, se = .11, p = .001, 95% IC [0.15, 0.58], lo que indica que cuanto mayor es el autoritarismo, mayor es la fusión con la policía. La variable sexo, por el contrario, no tuvo un efecto significativo, p = .241.

Figura 1

Interacción entre autoritarismo y sexo sobre fusión con la policía y apoyo al uso excesivo de la fuerza.

Note. RWA = autoritarismo.

Apoyo al uso razonable de la fuerza. El análisis de regresión sobre el apoyo al uso razonable de la fuerza arrojó efectos significativos de autoritarismo y sexo. Las personas más autoritarias mostraron más apoyo al uso razonable de la fuerza que las poco autoritarias, b = 0.67, se = .13, p < .001, 95% IC [0.41, 0.91], y los hombres mostraron más apoyo al uso razonable de la fuerza que las mujeres, b = 0.75, se = .24, p = .002, 95% IC [0.27, 1.22], Ms = 3.78 vs. 3.01, DTs = 1.69 vs. 1.51. El efecto de la interacción entre autoritarismo y sexo no fue significativo, b = 0.25, es = .21, p = .244, 95% IC [-0.17, 0.67].

Apoyo al uso excesivo de la fuerza. La regresión efectuada sobre el uso excesivo de la fuerza también mostró un efecto significativo de la interacción entre autoritarismo y sexo, b = 0.33, se = .13, p = .014, 95% IC [0.06, 0.58]. Como muestra la gráfica derecha de la Figura 1, la relación entre autoritarismo y apoyo al uso excesivo de la fuerza es mayor para los hombres, b = 0.58, se = .11, p < .001, 95% IC [0.37, 0.79], que para las mujeres, b = 0.26, se = .08, p = .001, 95% IC [0.10, 0.41]. Además, resultaron significativos los efectos principales del autoritarismo, b = 0.26, se = .08, p = .001, 95% IC [0.10, 0.41], y del sexo, b = 0.69, se = .15, p < .001, 95% IC [0.39, 0.97]. Las personas más autoritarias y los hombres (en comparación con las mujeres, Ms = 1.36 vs. 0.58, DTs = 1.17 vs. 0.70) apoyaron en mayor medida el uso excesivo de la fuerza.

Análisis de Mediación

Uso razonable de la fuerza. Para comprobar si el efecto del autoritarismo sobre el uso razonable de la fuerza estaba mediado por la fusión con la policía, llevamos a cabo un análisis de mediación simple con la macro PROCESS (modelo 4; Hayes, 2013). Dado que no hubo interacción entre autoritarismo y sexo, en este análisis se incluyó el autoritarismo como variable predictora, mientras que la fusión de identidad se tomó como mediadora. Como covariables se incorporaron la edad y el vínculo con la policía (0 ausencia de vínculo personal, 1 existencia de algún vínculo personal), así como el sexo (0 mujer, 1 hombre). El análisis arrojó un efecto indirecto significativo del autoritarismo a través de la fusión de identidad sobre el apoyo al uso razonable de la fuerza, b = 0.23, se = .06, 95% IC [0.12, 0.35].

Uso excesivo de la fuerza. Para comprobar si el efecto interactivo entre autoritarismo y sexo sobre el uso excesivo de la fuerza estaba mediado por la fusión con la policía, llevamos a cabo un análisis de mediación moderada con la macro PROCESS (modelo 8; Hayes, 2013). Como variable predictora se incluyó el autoritarismo (centrada), como variable moderadora se introdujo el sexo (0 mujer, 1 hombre) y como variable mediadora se incluyó la fusión de identidad (centrada). La edad y el vínculo personal con la policía se introdujeron en el análisis como covariables. Los resultados indicaron que el autoritarismo tiene un efecto indirecto sobre el apoyo al uso excesivo de la fuerza a través de la fusión tanto para los hombres, b = 0.25, se = .07, 95% IC [0.10, 0.39], como para las mujeres, b = 0.10, se = .04, 95% IC [0.03, 0.17]. El índice de mediación moderada resultó significativo, b = 0.16, se = .06, 95% IC [0.03, 0.37], lo que indica que el efecto indirecto es mayor en el caso de los hombres que en el de las mujeres.

Discusión

El empleo de la fuerza por parte de la policía es un asunto controvertido con importantes implicaciones sociales. Los abusos policiales afectan a la confianza que la ciudadanía deposita en la institución y, en consecuencia, pueden debilitar su compromiso con las normas y afectar negativamente al cumplimiento de las leyes (Jackson et al., 2012). Sin embargo, ciertos factores contribuyen a la legitimación de los abusos policiales en la población general. En consonancia con estudios previos (Gerber y Jackson, 2017; Reynolds et al., 2018), nuestros resultados indican que el autoritarismo de derechas se asocia positivamente con el apoyo al uso de la fuerza policial. No obstante, la presente investigación realiza dos aportaciones fundamentales.

En primer lugar, los resultados indican que el sexo modera la relación entre autoritarismo y la legitimación de los abusos policiales. Los hombres autoritarios apoyaron más que las mujeres autoritarias el uso injustificado de la fuerza policial, mientras que no hubo diferencias entre hombres y mujeres autoritarios con respecto al uso razonable. Que la moderación del sexo se dé en un caso (fuerza excesiva), pero no en el otro (fuerza razonable) podría explicarse por la incompatibilidad de los roles de género femeninos con la violencia física (Eagly y Steffen, 1986). Futuros estudios podrían examinar si la conformidad con los roles tradicionales masculinos y femeninos, más que el sexo en sí mismo, modula la asociación entre autoritarismo y legitimación de los excesos policiales.

En segundo lugar, nuestro estudio proporciona evidencia preliminar sobre el mecanismo explicativo de la relación entre autoritarismo y apoyo al uso de la fuerza policial. La fusión de identidad, un predictor del comportamiento extremo (Gómez et al., 2020; Swann et al., 2009), parece mediar el efecto del autoritarismo sobre el uso de la fuerza. Las actitudes autoritarias de derechas se asocian con una mayor fusión de identidad con la policía, debido posiblemente a que esta se percibe como una representación de la autoridad (Gerber y Jackson, 2017; Reynolds et al., 2018). A su vez, los mayores niveles de fusión con la policía de las personas autoritarias parecen aumentar el apoyo al uso tanto razonable como excesivo de la fuerza policial. Estos resultados son congruentes con los estudios previos que vinculan la fusión de identidad con la negación de las conductas reprobables del grupo (Besta et al., 2014; Jiménez et al., 2016). Sin embargo, dado que el diseño es correlacional y transversal, la evidencia sobre la mediación de la fusión debe considerarse únicamente provisional a falta de diseños experimentales que puedan confirmar el efecto indirecto.

El carácter correlacional del estudio tampoco permite establecer relaciones causales entre autoritarismo y el apoyo al uso de la fuerza policial, si bien es preciso tener en cuenta que el autoritarismo se considera una disposición estable, difícilmente manipulable. En investigaciones futuras podrían activarse experimentalmente normas autoritarias para comprobar si con ello aumenta la legitimación de los abusos policiales.

Otra limitación de la presente investigación es el tamaño muestral y su composición, factores que no permiten la generalización de resultados. Contar con una muestra representativa de la población española permitiría evaluar con mayores garantías el efecto de factores como la percepción de discriminación o la experiencia del participante en sus encuentros con la policía en el apoyo al uso de la violencia. También sería interesante realizar estudios específicos con miembros de la policía, de modo que se pudieran comparar los resultados entre distintos grupos poblacionales.

Pese a estas limitaciones, nuestros hallazgos contribuyen al conocimiento sobre los factores que explican la legitimación de los abusos policiales. Esta evidencia preliminar puede resultar de utilidad para los profesionales de la Psicología Jurídica en varios sentidos. Por una parte, mostramos que la fusión de identidad, un predictor del comportamiento progrupal extremo desarrollado desde la Psicología Social (Gómez et al., 2011; Swann et al., 2009), podría tener valor explicativo en el ámbito de la Psicología Policial. Nuestros resultados indican que la fusión con la policía se asocia positivamente con la legitimación del uso excesivo de la fuerza, aun cuando los participantes no formen parte de la institución. No obstante, futuros estudios con agentes de policía podrían examinar las relaciones entre la fusión con el cuerpo o con la unidad y otro tipo de variables vinculadas con el compromiso profesional. Por ejemplo, podrían realizarse estudios con policías alumnos para comprobar si la fusión con la policía predice un mejor rendimiento durante el periodo de formación.

Por otra parte, las bajas puntuaciones promedio de fusión con la policía en la muestra y el hecho de que el autoritarismo de derechas se asocie positivamente con la fusión y esta última con la legitimación de los excesos policiales sugiere que la población percibe la institución policial más como un cuerpo represivo que como una institución al servicio de los derechos de toda la ciudadanía. Estos resultados son preocupantes en la medida en que la percepción de la policía tiene notables consecuencias sociales. Por ejemplo, advertir ineficacia en el servicio policial se relaciona con mayores niveles de inseguridad percibida en el propio vecindario (Maldonado-Guzmán et al., 2020) y, a su vez, el miedo al delito influye negativamente en el bienestar subjetivo de la ciudadanía (Alfaro-Beracoechea et al., 2018). Asimismo, la falta de legitimidad percibida en la policía socava el cumplimiento de la ley y el compromiso de la ciudadanía con el estado de derecho (Jackson et al., 2012). Por el contrario, cuando la policía actúa de manera justa y de acuerdo con los valores morales compartidos por la comunidad, los ciudadanos aceptan de buen grado el derecho de la institución a garantizar el cumplimiento de las leyes (Jackson et al., 2012). Para que la policía pueda exhibir esa “autoridad moral” a la que aluden Jackson et al. (2012) es necesario que haya por parte de la propia institución una sanción pública y rotunda de los eventuales excesos policiales, así como una comunicación más clara sobre su función de servicio a los ciudadanos.

Conclusiones

La ola de protestas mundial desatada a raíz del asesinato de George Floyd por parte de oficiales de policía en Estados Unidos es una muestra de la preocupación de la ciudadanía por los excesos policiales. Conocer en profundidad los factores que predicen el apoyo al uso excesivo de la fuerza policial puede facilitar la prevención de conductas antinormativas con consecuencias negativas para la sociedad en su conjunto y para la propia institución policial. El presente estudio sugiere que más allá de la ideología, es importante considerar la vinculación psicológica que los ciudadanos establecen con la policía, así como la influencia de los roles de género para entender el apoyo al uso excesivo de la fuerza policial.

Extended Summary

The present research analyzes if authoritarianism increases support for police abuse and if such an effect is greater in men than in women. In addition, it explores whether fusion with the police, a predictor of extreme behavior, can mediate the effect of authoritarianism on support for the use of police force. Police actions that violate regulations or professional standards in Spain are infrequent, but they can still undermine citizens’ trust in the institution, which in turn will result in less commitment with the rule of law (Jackson et al, 2012). Despite its negative social consequences, the condemnation of police abuses does not occur uniformly in the population. The legitimation of police abuses seems to be dependent on ideological factors, at least in North American samples (e.g., Gerber & Jackson, 2017). In this research we will analyze whether ideology also predicts the excessive use of police force in a Spanish sample. More specifically, we will focus on right-wing authoritarianism (RWA; Altemeyer, 1981, 1988). Previous research shows that strongly authoritarian individuals tolerate excessive use of force by the police and justify police shootings to a greater extent than non-authoritarian persons (Gerber & Jackson, 2017; Reynolds et al., 2018). Based on these studies, we expect to find a positive association between authoritarianism and support for the excessive use of police force. However, we anticipate that this relationship will be stronger in men than in women.

Men show a greater tendency towards violence, in general (Anderson & Bushman, 2002), and towards police violence, in particular (Eck & Crabtree, 2020). These differences might be explained by gender roles (Eagly & Wood, 1991). While male gender roles emphasize dominance, aggressiveness, and power, female roles are related to care and nurturing (Eagly & Crowley, 1986). Due to the incongruity between typically female role behaviors and physical aggression, the relationship between authoritarianism and support of excessive use of police force could be weakened in women compared to men. However, when the use of force is justified, men and women would show similar support.

In addition to analyzing the effects of authoritarianism and sex on support for the excessive use of police force, this research also explores a potential mediator mechanism: identity fusion. Identity fusion is a visceral feeling of oneness with a group (Swann et al., 2009), which predicts endorsing or performing extreme pro-group behaviors (e.g., sacrificing for the group, Gómez et al., 2011) and denial of group ethical transgressions (Besta et al., 2014). Although fusion was originally developed to explain the relationship between an individual and his/her own group (Swann et al., 2009), recent studies indicate that it is also possible to fuse with groups to which one does not belong and that this type of fusion occurs by ideological affinity (Kunst et al., 2018). Based on these findings, we expected that strongly authoritarian individuals would be especially prone to fuse with the police insofar as this institution guarantees social order and security, two main concerns for them. Further fusion with the police, in turn, could increase support for the use of force (Besta et al., 2014).

Method

To provide a preliminary test of these hypotheses, we conducted a correlational study with 149 Spanish participants (66.2% women, Mage = 40.49, SDage = 11.03) recruited with a snowball technique through social networks.

Participants first completed a shortened version of the right wing authoritarianism scale (Altemeyer, 1996) including six items, such as “What our country needs most is discipline, with everyone following our leaders in unity”. Then, they responded to six items of the identity fusion scale (Gómez et al., 2011), such as “I am one with the police.” These two scales ranged from 0 (strongly agree) to 6 (strongly disagree).

Finally, participants completed two scales designed ad hoc to measure attitudes towards the reasonable and excessive use of police force. In particular, participants were asked to indicate to what extent they believed that the use of police force was justified in 24 situations, of which 12 were reasonable (“A policeman uses the baton against two neighbors who attack him,” and 12 were excessive (“A police officer uses force to break up a non-violent sit-in of farmers”). These items ranged from 0 (totally unjustified) to 6 (totally justified).

Results and Discussion

Consistent with previous studies (Gerber & Jackson, 2017; Reynolds et al., 2018), our results indicate that right-wing authoritarianism is positively associated with support for the use of police force. However, the present investigation makes two fundamental contributions. First, the results indicate that sex moderates the relationship between authoritarianism and the legitimization of police abuses, b = 0.33, se = .13, p = .014, 95% IC [0.06, 0.58] (see Figure 1). Authoritarian men were more supportive of excessive use of police force, b = 0.58, se = .11, p < .001, 95% IC [0.37, 0.79], than authoritarian women, b = 0.26, se = .08, p = .001, 95% IC [0.10, 0.41], while there were no differences between authoritarian men and women with respect to reasonable use of force.

Second, our study provides preliminary evidence on the explanatory mechanism of the relationship between authoritarianism and support for the use of police force. Identity fusion appears to mediate the effect of authoritarianism on the use of reasonable force, b = 0.23, se = .06, 95% IC [0.12, 0.35]. In the case of excessive force, fusion also seems to mediate the effect of authoritarianism, but more strongly for men, b = 0.25, se = .07, 95% IC [0.10, 0.39], than for women, b = 0.10, se = .04, 95% IC [0.03, 0.17]. Hence, right-wing authoritarian attitudes are associated with a greater fusion with the police, which, in turn, seems to increase support for both reasonable and excessive use of police force.

Given the correlational nature of the study, we cannot establish causal relationships between authoritarianism, identity fusion, and support for the use of police force. Although authoritarianism is considered a stable disposition, difficult to manipulate, future research might experimentally activate authoritarian norms to check whether this manipulation increases the legitimacy of police abuses as compared to a control condition. Another limitation is the sample size and its composition, factors that do not allow the generalization of results. Future studies with representative samples of the Spanish population would provide a stronger test of hypotheses.

Despite these shortcomings, the current study contributes to the literature in two ways. It suggests that beyond ideology it is important to consider the psychological connection that citizens establish with the police, as well as the influence of gender roles to understand support for the excessive use of police force. The fact that right-wing authoritarianism is positively associated with fusion and fusion with the legitimization of police excesses suggests that the population perceives the police more as a repressive force than as an institution at the service of citizens’ rights. The public and resounding sanction of eventual police excesses by the institution itself, as well as clearer communication about its function of service to the common good, could facilitate that citizens increase their trust in the police regardless of their ideology or sex.

Para citar este artículo: Méndez, D., Lois, D. y Vázquez, A. (2021). Los efectos del sexo y del autoritarismo en la legitimación de los abusos policiales. Anuario de Psicología Jurídica. Avance online. https://doi.org/10.5093/apj2021a18

Financiación: Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (proyecto RTI2018-098576-A-I00).

Referencias

Para citar este artículo: Méndez, D., Lois, D. y Vázquez, A. (2021). Los Efectos del Sexo y del Autoritarismo en la Legitimación de los Abusos Policiales. Anuario de Psicología Jurídica , Avance online. https://doi.org/10.5093/apj2021a18

Correspondencia: alx.vazquez@psi.uned.es (A. Vázquez).

Copyright © 2021. Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

 
© Copyright 2021. Colegio Oficial de la Psicología de Madrid ContactoPolítica de privacidadPolítica de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.

Aceptar